Servicios

Familia y Divorcio:

 

En la Clínica Jurídica ejercemos la abogacía para ayudar a la gente. Ayudamos a nuestros clientes cuando tienen problemas familiares difíciles. Cuando un cliente pide un divorcio, la primera pregunta que hacemos es si hay alguna posibilidad de salvar su matrimonio, siempre teniendo en mente el beienestar de los niños. Las personas que pasan por un divorcio están emocionalmente alteradas y, a menudo con problemas financieros.  

Ayudar a nuestros clientes durante un problema familiar es como navegar en los Rápidos. Hay peligros ocultos y trampas que deben evitarse a toda costa. Si un cliente está atravezando por un divorcio, necesita ayuda financiera o de manutención de los hijos, o modificación de circunstancias familiares despues del divorcio, nosotros haremos lo que sea necesario para ayudar a nuestros clientes a obtener el máximo bajo la ley.

Los jueces también son seres humanos y a veces cometen errores. Cuando esté error es justificado, apelaremos el caso de nuestro cliente para corregir el error cometido por el Tribunal inferior. 

 

Práctica de Inmigración:

 

Ayudamos clientes de diferentes nacionalidades y muchos países de todo el mundo a que se queden en los Estados Unidos, y disfrutar de una vida nueva y a formar una familia. Hemos estado ayudando a clientes por más de 30 años con problemas de inmigración. A veces, lo que parece ser una simple pregunta puede llegar a ser un problema difícil y espinoso legal debido a la complejidad de la ley de inmigración y el procedimiento. Ayudamos a nuestros clientes a unirse con sus familias, obtener permiso para trabajar, permanecer en los Estados Unidos por un período más largo de lo inicialmente permitido, y no dejar ninguna piedra sin mover para encontrar una manera jurídicamente correcta para obtener el sueño de la tarjeta verde.

Muchas veces, las personas que no deberían tener un problema de inmigración, cometen un error y sufren las consecuencias en el marco del derecho penal. Recuerde que, incluso sin ir a la cárcel, una declaración de culpabilidad a un delito de menor gravedad puede causarles que pierdan su tarjeta de residencia u otros privilegios bajo la ley de inmigración.  Es ahi cuando vamos a la Corte de Inmigración y, en ocasiones al Tribunal penal para ayudar a nuestros clientes a permanecer aquí es sus hogares y con sus familias. 

Recuerde que ni los funcionarios de inmigración ni los jueces son sus amigos y, a veces la decisión inicial va en contra de usted. Entonces, vamos a apelar su caso a la Junta de Apelaciones de Inmigración e incluso a los tribunales federales si es necesario. Nos quedamos con los clientes a lo largo de un proceso complejo,  luchando por sus derechos y haciendo todo lo posible bajo la ley para asegurarnos de que nuestros clientes reciban un trato justo.

Recuerde que no hay ninguna via corta  en el proceso legal. Se necesita un abogado con experiencia, dedicado y dispuesto a ayudar a través de sus dificultades legales, asi se trate de una dificultad familiar o un problema de inmigración.