Testimonios

Hace unos años, mi familia y yo viajamos de Venezuela a los Estados Unidos. Nos quedamos impresionados de poder hablar con libertad y de tener la oportunidad de establecer nuestro negocio aquí. Habiendo salido de un pais con problemas politicos decidimos trasladar nuestro negocio de nuestro país e instalarnos en los EE.UU. Estando aqui nos comunicamos con el abogado Pavlov, quien entendía plenamente nuestra situación y planes para el futuro - él mismo había sufrido en su juventud bajo el régimen comunista y hace mucho tiempo encontro libertad en los EE.UU. El Sr. Pavlov se dedica a sus clientes. Él nos dio excelente asesoramiento jurídico y nos represento exitosamente ante el Servicio de Inmigración. Ahora somos todos residentes permanentes de los Estados Unidos, disfrutando de nuestra casa y negocio, y proximamente aplicaremos para la ciudadania.

Eduardo Gorrochotegui, Presidente de Coral Club Properties, LLC.

El Sr. Pavlov ha sido el abogado de mi familia desde hace varios años. Él me ayudó con mi residencia permanente y ciudadania de los EE.UU. Antes de casarme, representó a mi futuro esposo en su divorcio con su primera esposa. Fue un divorcio difícil, porque mi esposo tenía su propio negocio y las demandas de su esposa eranmuy poco razonables, sin embargo el Sr. Pavlov trabajó muy duro durante el proceso de divorcio con gran habilidad. Lo más importante es que siempre estaba disponible con consejos y aliento.  Al mismo tiempo, el Sr. Pavlov representó con éxito a mi esposo ante la corte de inmigración y puso fin a los procedimientos de deportación.  Después de nuestro matrimonio, hemos utilizado los servicios del abogado Pavlovpara obtener estatus legal para mi esposo. Cada vez que necesitamos un consejo legal, llamamos a nuestro abogado el Sr. Pavlov. 

Sandra

Mi esposa ciudadana de los EE.UU., una oficial del ejército y yo nos conocimos y nos casamos en Irak. Soy de Rusia. Ella aplico para mi residencia, la cual me aprobaron y nos mudamos juntos a los EE.UU. Sin embargo, nuestros planes no salieron como esperábamos mi esposa me abandono y se divorció de mí antes de nuestro segundo aniversario. Por lo tanto, no tenía manera de aplicar conjuntamente con ella para remover la residencia condicional y recibir mi tarjeta de residente permanente. Yo estaba desesperado y no sabía qué hacer. Uno de mis amigos Rusos, un cliente del Sr. Pavlov, me dio su teléfono de la oficina y lo llamé. Después de una consulta exhaustiva me explicó qué se podia hacer con el fin de presentar una petición para remover la condición y salvar mi residencia permanente. Él me guió a través del complejo proceso de reunir una gran cantidad de importantes pruebas, testigos y documentos en apoyo de mi petición individual. Puse mi fe en las manos del abogado Pavlov y estoy eternamente agradecido. No sólo consegui la residencia permanente, ahora soy un ciudadano de EE.UU.

Andrei

Hace un par de años conocí a mi marido en un área de descanso en la autopista de peaje de Orlando en la Florida. Unos meses después nos casamos. Mi marido es un ciudadano Americano y yo soy de Venezuela. Mi marido me pidió ante el Servicio de Inmigración ( DHS / USCIS). En el momento no pensamos mucho para llenar los formularios que encontramos en Internet y enviarlos por correo con un cheque por la cuota de presentación para Inmigración. Cuando nos llamaron para una entrevista, no consultamos con un abogado. Ese fue un gran error. En la entrevista, el examinador de inmigración entrevistó a mi esposo y a mí por separado. Pensamos que nos habia ido bien. Luego recibimos la decisión negando mi solicitud de residencia permanente. Inmigración no creía que nuestro matrimonio era bueno. Mi marido y yo estábamos devastados. Eso significaba una ruptura de nuestro matrimonio, porque tenía que regresar a mi país de origen o ser deportada . Lloré mucho y hablé con mis amigos y uno de ellos me habló de abogado Pavlov. Consulté con él y le mostre nuestros papeles. Él fue muy detallista, revisó todo y me habló de una manera paternal. Aceptó nuestro caso y comenzó a trabajar en ello de inmediato. Se tardó más de un año con inmigración y un montón de trabajo, pero al final, recibí mi residencia permanente. Estoy eternamente agradecida con el Sr. Pavlov. Le diría a cualquiera persona que quiera hacer cualquier tipo de peticion con inmigración que "no lo haga solo. Consígue un abogado de inmigración que se preocupe por sus clientes."

Erika Vieira